viernes, 5 de octubre de 2007

Zig Zag

Recién, escuchando a Hanglin me acordé de esto.
Ya te conté que cuando tenía quince años tenía novio (el tercero). Una noche de aquellas, luego de ir a tomar algo, vino una amiga mía a dormir a mi casa: un programón.
Como a cada una nos acompañaba la pareja respectiva, nos separamos un rato y luego nos encontramos los cuatro en la puerta de mi casa. Estuvimos charlando un rato largo y cuando nosotras entramos los chicos se fueron. Esperamos un ratito adentro y después salimos para mirarlos irse, para ver qué hacían, no sé qué esperábamos.
Ellos ya iban por la esquina (aproximadamente a 100 metros de distancia) y no me acuerdo si nos vieron. Pero lo que vimos nosotras nos tomó totalmente por sorpresa. Habían pillado mientras se iban caminando y a lo largo de dos veredas quedaba la marca del pichí dibujada, en forma de zigzag. Unos locos bárbaros.

Etiquetas: ,

2 comentarios:

A las 10 de octubre de 2007, 11:59 , Blogger El Analista ha dicho...

Ah Perla, vos si que no te privabas de nada, jeje, eso es adolescencia.

 
A las 10 de octubre de 2007, 14:41 , Blogger | Perla | ha dicho...

Analista, y quién sabe lo que habrán hecho sin que los viéramos...

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal