viernes, 5 de octubre de 2007

Mi no entender

Pensando en el futuro y en la escasez de agua potable, llegué a la conclusión de que los encargados porteños deberían ser enviados por un mes al Sahara sin una mísera cantimplora con el fin de aprender a valorar dicho recurso mediante la experiencia.
Me pregunto:
Por qué tanto desperdicio?
Para qué existen las escobas?
Para qué les pagan los propietarios?
Dura más la limpieza en una vereda lavada que en una barrida?
Barrer no es un buen ejercicio para bajar el mondongo y mejorar la circulación?
No tienen excusas, ni perdón.

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal