viernes, 21 de septiembre de 2007

El tiempo pasa

Ahora que veo a mi suegra cuidar a su madre full time todos los días me acuerdo de vos mamá, y de lo que sufriste con la tuya. Y de a ratos me alivia darme cuenta de que yo no voy a tener que vivir esa situación porque ya no estás.
Todos deseamos llegar a la vejez, pero me pregunto de qué sirve llegar cuando la salud física o mental no nos acompaña? Sin ninguna duda nos transformaremos en una carga bastante pesada para nuestros hijos. Algunos nos podrán cuidar, otros nos pondrán en un asilo, y otros harán lo que puedan. Porque hay veces en los que el amor no alcanza y es preciso contar con ayuda especializada, la cual no está al alcance de cualquiera. Nuestra sociedad desprecia a los viejos, los margina, los olvida.
Uno de los aspectos que complica el asunto es que cuando uno envejece no se da cuenta de que comienza a padecer limitaciones. El cuerpo no responde como antes y tareas rutinarias como encender una hornalla se transforman en peligrosas, un inocente baño puede terminar en fractura de cadera. Y cuesta aceptar eso, cuesta reconocer que nos tienen que volver a cuidar como cuando éramos niños y que nuestra independencia ya no es tal cosa.
Y el proceso puede durar años, interminables días y noches.
Es triste que la vida humana deba terminar pero es aún más doloroso que deba ser así.

Etiquetas: , ,

3 comentarios:

A las 24 de septiembre de 2007, 13:54 , Blogger Irantzu ha dicho...

Gran tema... A mí me da miedo la vejez por eso. Si llegáramos todos sanos, genial... pero no es siempre así, y en mi caso te aseguro que no será así... y me da lata por mi hijo, no quiero ser su carga, yo quiero poder pagarme (o que el pueda pagarme) un asilo y ya, no pasa nada... mientras tenga mi música y mi espacio estará bien.
A mis padres quiero cuidarlos yo, pero no directamente yo, pero me da cosa pensarlo... no me imagino... ya veremos, espero que falte tiempo para eso.

 
A las 24 de septiembre de 2007, 14:01 , Blogger El Analista ha dicho...

Incomoda cuando, sin ser aun anciano, no podemos hacer las cosas que apenas diez años antes hacíamos con soltura, no se que tan viejo me gustaría llegar a ser solo espero serlo con lucidez.

 
A las 24 de septiembre de 2007, 14:29 , Blogger | Perla | ha dicho...

Irantzu,
Siempre creo que es mejor planificar las cosas mientras se pueda. En este caso, la vida nos da tiempo como para ir encaminando las cosas para no causar problemas a nuestros hijos. Y si nuestros deseos no pueden realizarse por cuestiones economicas, creo que es importante ir liberandolos a ellos del "deber" de cuidarnos. Como padres nos doleria mucho que sientan esa "carga", no es cierto?
Analista,
Entiendo, me pasa cuando doy dos vueltas haciendo la ronda con mi hija...Y ME MAREO!!! Lo mismo en la calesita del parque!!! JAJJAJAJAJA

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal