jueves, 6 de diciembre de 2007

La araña

Por la tarde me puse a ordenar la ropa que había lavado. Subí y bajé las escaleras como tres veces y no me di cuenta. Pero la cuarta vez antes de pisar el primer escalón para bajar la vi: una araña de aproximadamente 6 cm de diámetro, peluda, manchada, enorme! Aunque nunca me hayan hecho nada les tengo terror, me imagino que me van a saltar encima.
Dicen que las grandes son inofensivas, que las pequeñas son las más peligrosas. Para mí son todas iguales pero las más grandes me causan peor impresión.
Ahí quedé en el primer escalón mirándola, no me animaba a saltarla para bajar, pero mi hija estaba abajo y no me podía quedar arriba. Me acordé que tenía un spray de veneno en la pieza, lo fui a buscar y le eché un poquito. Se cayó de ese escalón y ya no la vi más, solo podía imaginarme donde estaba. Tomé coraje y salté como cuatro escalones juntos y desde el descanso de la escalera miré otra vez. Estaba paradita en el borde del escalón como atontada, si yo seguía bajando corría el riesgo de que se me cayera encima, con lo cual no me moví por unos minutos evaluando qué me convenía hacer.
Desenrollé la toalla que tenía en la cabeza y me cubrí el costado del cuerpo que quedaba del lado de la araña por si "me saltaba encima". En cuanto ella hizo un movimiento hacia el otro lado bajé corriendo, volví a echarle veneno y no me acerqué más a la escalera.
Mi marido llegó dos horas más tarde y le dije que fuera a ver si la encontraba. En efecto lo hizo, estaba muerta en la puerta de la habitación de mi hija, es decir, había subido cuatro escalones y caminado dos metros más. Qué resistencia!
No fue la primera vez que vi una araña así en la escalera (no sé por qué siempre están por ahí), pero sí la primera vez que maté una. Odio hacerlo. Si por mí fuera las metería en un recipiente y las tiraría lejos.

Etiquetas: , ,

2 comentarios:

A las 7 de diciembre de 2007, 22:06 , Blogger El Analista ha dicho...

Bue, al cabo a la araña le fue peor. El miedo a ellas es bastante común, un amigo mio ni las puede ver en la tele.

 
A las 10 de diciembre de 2007, 8:14 , Blogger | Perla | ha dicho...

Pobres, tarde o temprano siempre les va mal, y a mí se me revuelven las tripas por matar un bicho solamente porque es feo (a mis ojos, hay gente que las tiene de mascotas).

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal