lunes, 3 de diciembre de 2007

Incidente aéreo - I

Como te mencioné en uno de los posts sobre ataques de pánico, viví un incidente aéreo muy decisivo dos años antes de que aquellos comenzaran, el cual provocó principalmente que mis miedos tomaran envión.
Resulta que fui a visitar unos días a mi amiga, sola. Más allá de que me caí de la bici una semana después de haber llegado y me ligué tres puntos en una rodilla (Dios bendiga al seguro de viajero), fue un viaje bárbaro, disfruté y descansé a lo loco luego de haber vivido jornadas muy estresantes en el trabajo.
Tenía reservado un vuelo con escalas, pero a último momento uno se canceló y me dieron un vale para cambiar en otra aerolínea. Fui a United y me dieron un boleto con un horario más conveniente así que me quedé contenta. Para qué.
El primer vuelo todo bien. Hice el cambio de avión y en el momento del despegue, PAF, se oye (incluso algunos vieron llamas en la turbina) una explosión del lado derecho (yo iba en el izquierdo), el avión comienza a moverse (sin desviarse de su rumbo ascendente) como temblando, las luces parpadean, y yo me imagino lo peor.
Sabés lo que es estar solo en un avión y que te pase eso? Para mí fue horrible, me encontré de repente en una aeronave llena de gente pero sola, sin saber si iba a salir viva de la experiencia. Al lado mío estaba sentado un nene de aproximadamente 8 años, paralizado como yo. Sus padres estaban sentados juntos más atrás. En un momento vino el padre y cambiaron lugares. Yo también quería estar con mi mamá! Hasta que se oyó la voz del piloto explicando lo sucedido en lo único que yo pensaba era en la palabra NO. "Esto no me puede estar pasando a mí, esto solo pasa en las pelis, no quiero que me esté pasando, no puedo creer que esté a punto de volar por el aire, no, no, quiero salir corriendo y pisar tierra firme".
Eso fue todo, subimos un poco más y el avión se estabilizó con una sola turbina funcionando. Se supone que es suficiente, pero yo pensaba en lo que pasaría si esa también fallaba. Estuvimos sobrevolando el aeropuerto cerca de una hora creo, para mí fueron años, vaciando los tanques de combustible para poder bajar.
Volvimos y nos alojaron en un hotel cerca del aeropuerto durante unas horas a la espera de un nuevo vuelo. Nos dieron una tarjeta telefonica de USD 20 y llamé a mi amiga para avisarle, estaba dormida y no entendía nada de nada.
No pegué un ojo en todo el tiempo que estuve ahí pensando en el próximo vuelo, el cual fue excelente por cierto.
Aterrizar en Ezeiza fue lo más lindo que me pasó ese año. Y que mi papá me estuviera esperando en el aeropuerto también.
Al día siguiente fui a trabajar. Al subir al ascensor me encontré con uno de los gerentes, que iba conversando con otra persona comentando el incidente. Cuando la otra persona bajó y se cerró la puerta le dije: "En ese avión venía yo". CHAN.

Etiquetas: , , , ,

1 comentarios:

A las 3 de diciembre de 2007, 20:28 , Blogger El Analista ha dicho...

Uf, lo buenos es que estas acá contándolo, sospecho que las cosas se miran de otra manera después de eso yo casi me mato con la moto y nada fue igual en cuanto a como se valoran las cosas mas chiquitas. Si queres busca "El segundo mas largo" en mi blog, debe ser de enero o febrero.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal