lunes, 27 de abril de 2009

Celiaquía

Hace un año estábamos yendo y viniendo con nuestra hija mayor, con sus problemas de bajo peso y baja talla. Sinceramente cuando le diagnosticaron celiaquía me sorprendí y también, ante lo desconocido, me asusté. Ahora qué hago? Cómo es esto? No se cura? Es tan grave? Es de por vida...
El asunto es que en todo este tiempo aprendí mucho sobre esta enfermedad, sobre todo que en muchos casos es silenciosa y engañadora. Podés ser diagnosticado como celíaco a cualquier edad, aunque no hayas tenido síntomas típicos. Por ejemplo, te imaginarías que sos celíaco al ser estéril, al tener aftas en la boca, al ser anémico o tener problemas con la tiroides? Bueno, así es esto.
Cuanto antes lo sepas, mejor es, porque siguiendo la dieta libre de gluten de por vida, es como si no tuvieras ninguna enfermedad. No necesitás medicamentos, sólo una firme voluntad de seguirla. OJO, la dieta no se refiere sólo a lo que comés, tenés que tener cuidado en el contacto diario con el gluten. Por ejemplo, mi hija no puede jugar con masa común en el jardín porque se ensuciaría las manos y hay riesgo de que se las lleve a la boca. Tampoco puedo compartir cubiertos con ella si yo estoy comiendo algo con gluten. Detalles así.
El meollo del asunto es la vida social. En TODOS lados hay gluten. En colegios, casas de amigos, parientes, en restaurantes, hoteles, heladerías. Tenés que llevar la vianda en el 99% de los casos. En mi caso, trato de saber de antemano qué se comerá para prepararle algo similar. Casi todo puede reemplazarse: salchichas, pizzas, pan, fideos, tortas, alfajores, galletitas, gelatina, helados, caramelos.
Pero como madre de niña celíaca, te aseguro que se me caen las lágrimas cuando ves que alguien se preocupa por ella más allá. Porque todos saben que no tiene que "consumir gluten" y se imaginan que no puede COMER pan, ni ravioles, etc. Pero no muchos se preocupan por evitar que alguna miguita vuele cerca de su plato, por decirte algo. La mamá tiene que tener cuatro ojos para vigilar que no se contamine la comida del hijo, con cierto disimulo, para no crear situaciones incómodas, para no actuar como paranoica y perjudicar al niño.
Agradecés cuando te preguntan si puede comer tal o cual cosa y como te dije antes, se te caen las lágrimas cuando en un cumple reparten chupetines aptos. Pero que te inviten a un cumple para chicos en un lugar donde además te pueden ofrecer un menú apto para celíacos, es LO MAS (gracias a mis cuñados).
Y también llorás de bronca cuando el torpe de tu marido mete el cuchillo con el que untó su pan en el tarro de dulce de leche que tenés que compartir con tu hija, porque si convivís con un celíaco DEBES tener cuidado con todo eso. DEBES RESPETAR sus reglas, porque el más mínimo contacto con el gluten puede ocasionarle fuertes dolores abdominales, diarreas, vómitos y demás.
Y yo te estoy hablando de una enfermedad que, repito, se trata con una dieta de por vida. Es un poco más cara la comida, pero no dependés de ningún laboratorio.

Etiquetas: , , ,

4 comentarios:

A las 27 de abril de 2009, 19:02 , Blogger Alicia Seminara ha dicho...

Perla,

había escuchado alguna vez sobre ser celíaco pero pensaba que sólo se limitaba a seguir una dieta y ya.

No sabía que era tan sacrificado.

Te mando un beso.

 
A las 27 de abril de 2009, 19:37 , Blogger tia elsa ha dicho...

Es muy interesante lo que contás e imagino que no debe ser fácil llevar a todos lados la bianda y tratar que nada se contamien, pero lo bueno es que al menos no toma medicamentos que siempre tienen efectos colaterales. Gracias a Dios ahora hay alimentos para celíacos en abundancia. Tenemos la sospecha que mi mamá es celíaca, está inforación me viene como anillo al dedo, gracias!!! Besos a vos y a tus soles, tía Elsa.

 
A las 28 de abril de 2009, 7:54 , Blogger | Perla | ha dicho...

Alicia,
Yo creía lo mismo que vos, por eso me parece muy importante la difusión. Podemos hacer sentir muy bien a cualquier celíaco con muy poquito! No hace falta demasiado y para ellos significa un montón.
Siempre hay alguno cerca, amigo de amigo, pariente, etc., y es de esperar que aparezcan muchos más que hasta ahora no han sido diagnosticados.
Elsa,
Sabés cuánta gente anda deambulando con síntomas típicos o no tanto y no da en la tecla? Yo me sorprendí...Por eso es tan importante informarse. Qué síntomas tiene tu mamá?

 
A las 30 de abril de 2009, 17:46 , Blogger tia elsa ha dicho...

Y mi mámá come cualquier cosa y todo le cae mal, tiene diarreas por nada, a pesar que como todo sano, pescado hervido, pollo igual, pero claro come harinas por eso está la sospecha. Su régimen es muy estricto porque la tratan por colon irritable. Tiene dolores de panza y asco y esto es muy frecuente.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal