martes, 17 de febrero de 2009

Lamento ser tan monotemática pero estos son los temas que andan rondando por mi cabeza en los últimos días.
Leer diarios (porque no miro televisión) y enterarme de cosas que suceden en este mundo y pensar en mis hijas y en todo lo que tengo que perder.
Cuando no tenés hijos podés ver y leer de todo, incluso preocuparte, afligirte o pensar en algún tipo de solución a los problemas, sin pensar más allá, con tus sentimientos como encerrados en una caja dentro de tu pecho. Cuando sos madre, aunque no seas alarmista (como creo que soy yo), todo se transforma en una potencial “amenaza” para tus pichones. Y vos que querés criarlos en libertad, con autonomía de vuelo, ayudándolos a desarrollar su propio criterio como hicieron con vos, te encontrás en una encrucijada, te preguntás hasta dónde les permito, hasta dónde puedo evitarles el peligro o simplemente la impresión de ver o escuchar algo no apto para su edad. Todavía recuerdo algunas sensaciones que tuve de chica al descubrir ciertas cosas, esa desilusión, esa angustia al ver, por ejemplo, las precarias casitas que hay por acá. Yo no vivía en un castillo ni mucho menos, pero me daba cuenta de la existencia de ciertas miserias y a veces veía ciertas miradas, esas miradas que no me olvido y sentía esa impotencia. No solo miradas humanas, también las de los animales.
Cómo olvidarme de aquella oveja que encontramos una vez en el campo llena de gusanos pero ahí quietita, como esperando que algo sucediera de una vez por todas, y pensar “no tenemos nada para matarla sin que sufra, tenemos que dejarla, y aceptar esto porque la naturaleza es así, esto es natural y sucede todo el tiempo, sólo que por esta vez lo estamos viendo en vivo y en directo”.
Hoy leí el tema del andinista muerto en el Aconcagua hace unas semanas y los casos de eutanasia que están en la picota. También sobre el triunfo en las urnas del bolivariano y la tala de bosques en Tartagal.
Llego a casa, les doy un besito a cada una y siento un alivio…Todavía están conmigo pero ya está corriendo la cuenta regresiva, falta poco para el despegue.

Etiquetas: , , ,

8 comentarios:

A las 17 de febrero de 2009, 17:51 , Blogger Briks ha dicho...

no te quemes la cabeza ....

si ves el documental de Michael Moore sobre el calentamiento global te moris (por vos y por tus pichones!!)

pero no podes vivir sufriendo a futuro.

 
A las 19 de febrero de 2009, 2:18 , Blogger tia elsa ha dicho...

Y si es para pensar, y los chicos claro que perciben, mi hijo Dami con sus 9 años me dijo el otro día " mamá la vida para mucha gente es muy triste, no me gusta", te juro se me oprimió el pecho, y tiene razón a mi tampoco me gusta Besitos tia Elsa.

 
A las 20 de febrero de 2009, 15:00 , Blogger | Perla | ha dicho...

Briks,
Llegaste tarde! Ya la tengo quemada. Me imagino lo que será ese documental, mejor no verlo.
Tía Elsa,
Qué divino tu hijo, debe ser muy sensible, no? Encima ahora por tv pueden llegar a ver cualquier cosa, cosas que cuando yo era chica no nos mostraban, y lo bien que hacían. Qué interpretan ellos? Por más maduros que sean no me parece que puedan ver y escuchar cualquier cosa.

 
A las 22 de febrero de 2009, 21:34 , Blogger tia elsa ha dicho...

Opino lo mismo, tienen esos pensamientos porque están bombardeados por todo lo malo y aunque uno quiera evitarlo, lo ven en los avances o lo escuchan en algún informativo.

 
A las 27 de febrero de 2009, 20:19 , Blogger Mariale divagando ha dicho...

Yo aún no tengo hijos propios, pero sí pienso en todas esas cosas que dices.

 
A las 3 de marzo de 2009, 19:56 , Blogger tia elsa ha dicho...

Paso a saludar y desearte buena semana, espero que todos estén bien, besos tia Elsa.

 
A las 5 de marzo de 2009, 16:10 , Blogger ani. ha dicho...

hola, Perla.
por un lado, puedo decirte que tu salud mental está a mejor resguardo si tratás de no darle pelota ni a los diarios. De todos modos vas a enterarte de las cosas, no te podés aislar por completo, pero tratar de esquivar la reiteración inhumana que te tiran los medios es minimizar la exposición, más que a las cosas, que ya supongo sabés que no les escapo, a lo que los medios hacen con ellas, lo que eligen mostrar y remostrar para manejarnos la cabeza.
Y respecto a tus hijas... la vida toma su rumbo, van a crecer y en todo caso lo bueno es que lo hagan con conciencia, aprendiendo que la vida puede ser muy dura pero también muy hermosa. Si tuviera hijos creo que mi mayor preocupación sería largar al mundo buenas personas que pudieran valerse por sí.
saludos!

 
A las 5 de marzo de 2009, 16:32 , Blogger | Perla | ha dicho...

Mariale,
No sé si en tu proyecto de vida pensás tener hijos, pero si es así, está bueno que vayas reflexionando sobre temas que tarde o temprano como madre vas a plantearte!!

Ani,
Qué lindas palabras...Te cuento que no miro tv pero escucho radio y leo diarios!! Si yo pudiera identificar la tendencia de todas las noticias sería genial, a veces me sale y a veces no, voy oscilando entre la paranoia y la ingenuidad JAJA...
Mi marido hace de cable a tierra en algunos casos, su cerebro es como una enciclopedia JAJAJA.
El tema es que por más sintético que haga el cuadrito hay cosas horribles que pasan cada vez más seguido y más cerca.
Y básicamente me rompo el coqueiro para lograr lo que mencionás en la última frase!

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal