miércoles, 10 de diciembre de 2008

Para qué están los amigos

Una de mis mejores amigas viene de familia humilde. Nunca vivió entre grandes lujos pero la peleó, estudió, consiguió un título y se volvió al pueblo, donde formó una familia y comenzó a ejercer su profesión autónomamente.
Su pareja siempre se las rebuscó, aunque no es profesional trabaja como si lo fuera.
Desde hace dos o tres años trabaja como camionero. Este año les surgió la posibilidad de comprar el camión y trabajarlo por su cuenta, para lo cual pidieron un préstamo en un banco oficial a fines del año pasado, creo.
Para esto tuvieron que declarar que el préstamo era para ampliar el negocio de ella, porque de lo contrario el gerente del banco les dijo que no iban a llegar a buen puerto. También les dijo que por ser el primer camión iba a tardar más que si fuera para un segundo camión (pensé que la lógica debía ser al revés, en fin). Y por último, el valor del préstamo era de aproximadamente un 30% del valor total, por lo cual tenían que endeudarse con la familia para llegar a comprarlo.
Ocurrió la crisis del campo y todo se frenó. El gerente les decía que el préstamo estaba aprobado pero lo que no autorizaban era el desembolso. Así estuvo yendo y viniendo unos meses hasta que me lo contó.
Está claro que trabajando el camión por su cuenta (sin empleados) ganarían aproximadamente un 60% más.
Yo me indigné tanto, pero tanto, que hablé con mi marido y le presté el dinero.

Etiquetas: ,

4 comentarios:

A las 10 de diciembre de 2008, 11:16 , Blogger Morkelik ha dicho...

que lindo gesto Perla!!!
tu amiga debe estar muy feliz de tenerte como amiga. un beso

 
A las 10 de diciembre de 2008, 23:27 , Blogger tia elsa ha dicho...

Sos una muy buena amiga, eso para los que dicen que la plata hecha a pudrir todo! Pues tu actitud demuestra lo contrario. Muchos cariños tía Elsa.

 
A las 11 de diciembre de 2008, 19:42 , Blogger AnDy ha dicho...

Ah bueno, pero que mina que sos!!!! y que afortunada, por tener tanto guardado jajaja.

 
A las 14 de diciembre de 2008, 19:47 , Blogger | Perla | ha dicho...

Si, no mucha gente lo haría, y por otro lado, mucha gente lo haría si tuviera la plata.
Lo gracioso es que no teníamos mucho más que eso...Pero me puse en su lugar, y aparte sé que me la va a devolver, de lo contrario, no sé, no estamos como para regalar.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal