viernes, 2 de mayo de 2008

Juntabas margaritas del mantel...

Ayer te vi y me puse colorada. Te juro que no me di cuenta de que estabas caminando por mi calle.
Solamente tomé las sobras de la comida y salí al jardín para dárselas a las perras. Las llamé y escuché que me saludabas, con una sonrisa, con tu cachorrito nuevo caminando a tu lado. Me acerqué a la puerta y te devolví el saludo, pero sabiendo que mi marido miraba por la ventana y que tu esposa andaría dando vueltas por ahí, desvié la conversación y me escabullí.
Consciente de que mis cachetes estaban rojos como la sangre. Consciente de que si hubiésemos estado a solas me hubiera acercado a acariciar tu perrito. Consciente de que estaba fingiendo.
Claro, minutos después pasaste nuevamente con tu esposa y agradecí no haber estado afuera en ese momento. Porque lastima. Todavía.

Etiquetas:

3 comentarios:

A las 2 de mayo de 2008, 18:18 , Blogger Morkelik ha dicho...

uf esos encuentros!!! como te entiendo!!!

 
A las 2 de mayo de 2008, 21:35 , Blogger Constanza ha dicho...

un aguijón así en el cuore, te entiendo. sobre todo porque leí los posts anteriores y el de cómo te lastimó. duele mucho, y qué situación más incómoda carajo!

no sé qué debe pensar él. ni vos tampoco. pero para alguien que fue tan importante en tu vida, vos no podés haber pasado desapercibida. y que te vea hoy con tu familia, con otra bebé en camino, vecinos... algo le debe producir. seguro. sería bueno saber qué. sería bueno que pudieran sentarse a hablar y poner todas las cartas sobre la mesa.

pero así como puede ser bueno puede ser también peligroso y hay que saber medir los riesgos.

te mando un abrazo fuerte. fuerza!

 
A las 5 de mayo de 2008, 8:39 , Blogger | Perla | ha dicho...

Morkelik,
Y ahora que vive a media cuadra de casa los encuentros se repiten. Este fue el primero cara a cara, el primer intercambio de palabras.
Constanza,
Con él ya hablé antes de casarme, un día lo llamé, nos fuimos a los bosques de Palermo escapados y hablamos como una hora. Más bien, hablé yo. Tengo que postear sobre eso, ya vendrá.
Ahora estamos en una situación particular porque mi marido viaja 2 veces por semana con su esposa y yo los llevo en auto, y me cacho que me pasan cosas raras en esta vida...

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal