viernes, 11 de abril de 2008

De chica

De repente me acordé de una anécdota.
A mi marido lo conozco de chica, del colegio y porque algunos años fuimos juntos a clases de inglés particular. No me gustaba en ésa época ya que durante todos los años de primaria siempre me gustó otro, uno con el que me quería casar pero con el que nunca concretamos ni un lento…
Supongo que era vago como cualquier chico, pero yo lo veía siempre pulcro, bien vestido y nada quilombero.
Yo era todo lo contrario. Siempre tenía las rodillas raspadas de tanto trepar árboles (me subía a to-dos) o caerme de la bici, las manos sucias de jugar afuera con los perros, con la tierra, con los patines o en el colegio.
En las clases de inglés a veces teníamos que compartir libro y un día me tocó con él. En un momento la profe nos pidió que señaláramos algo en la página y me morí de vergüenza. El con su dedito impecable y yo con el mío todo sucio, roñoso y lastimado. Tragame tierra.

Etiquetas: , ,

2 comentarios:

A las 11 de abril de 2008, 12:10 , Blogger Morkelik ha dicho...

que lindo! te pase un meme asi nos seguis contando la historia. besos!

 
A las 11 de abril de 2008, 14:48 , Blogger | Perla | ha dicho...

Ya voy!!!

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal