lunes, 10 de septiembre de 2007

Contrastes

El viernes viajé a Buenos Aires. Aproveché para hacer varias compras ya que en este pueblo donde vivo el shopping no existe. Necesitaba un repuesto para un ventilador, zapatos, ir a revisar el departamento, revelar fotos digitales, y demás. Transcurrió casi un año desde la última vez que fui y debo decir que si bien cambió un poco la superficie, el fondo sigue siendo igual.
Realmente me gusta ir de vez en cuando, caminar por Corrientes, Santa Fe, Cnel.Díaz, visitar los lugares que antes eran cotidianos y ver que la misma gente está ahí. Los chicos del estacionamiento, los porteros, los de la pizzería. También los mismos ruidos están ahí: los bocinazos, caños de escape, ambulancias, obras en construcción.
Hoy en día no volvería a vivir ahí, no en el mismo lugar y con mi pequeña. Acá es otra cosa. No tiene precio ver el campo desde la ventana de tu cuarto al levantarte y al acostarte. Ver el cielo completo, sin edificios que se interpongan, a lo sumo algún árbol. Respirar aire puro, sin olores (salvo cuando hay viento norte) ni humos desagradables. Ver jugar a tu hija en el parque de tu propia casa sin tener que mirar para los cuatro costados continuamente.
Mientras caminaba iba pensando en estas cosas. Mientras miraba un Homero Simpson inflable anclado en una esquina de la calle Florida con un cartel que decía VOTE HOMERO, rodeado por gente sacándole fotos y acosado por una señora de edad preguntando “Quién es Homero? Quién es Homero?”. Mientras viajaba parada en subte (línea D a Catedral) debajo del molesto ventilador observando rostros impávidos. Mientras miraba mujeres impecablemente vestidas y peinadas que iban y volvían de trabajar. Mientras me cruzaba con gente gesticulando y hablando sola por la calle. Mientras manejaba el auto prestando atención a peatones, ciclistas, semáforos, taxis, bondis, mano y contramano, autobombas y baches. Mientras ojeaba vidrieras con ropa horrible y carísima. Mientras paseaba por Buenos Aires en un día bastante caluroso mirando el reloj.

Etiquetas: , ,

1 comentarios:

A las 11 de septiembre de 2007, 16:48 , Blogger El Analista ha dicho...

La Plata es ciudad pero muchisimo mas chica y aun asi a veces me saca la cabeza, te entiendo.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal