martes, 28 de agosto de 2007

Perfumes

Qué agradable es ponerse perfume. Tengo varios en casa, algunos importados, otros no, la mayoría comprados por mí y otros regalados. Me duran años porque los uso poco. No me gusta oler mi propio perfume, me resulta empalagoso. Suelo ponérmelo en la nuca o detrás de las orejas, así es más difícil que llegue el vaho a mi nariz.
No hay nada más grasa que perfumarse de pies a cabeza, entrar a un determinado lugar y que a todo el mundo se le atragante el aroma de turno.
Y no hay nada más romántico que buscar el olorcito del ser amado en su cuello rodeándolo con un abrazo.

Etiquetas: ,

3 comentarios:

A las 28 de agosto de 2007, 17:24 , Blogger El Analista ha dicho...

No hay nada mas lindo que el aroma de la piel amada

 
A las 28 de agosto de 2007, 18:06 , Blogger Irantzu ha dicho...

Yo no uso nada, y cuando uso, suele ser colonia de bebé... jaja... se pasa el olor a los 2 minutos, pero es tan rico, como fresquito... :-)

 
A las 29 de agosto de 2007, 7:27 , Blogger | Perla | ha dicho...

Analista, en este post no lo mencione porque queria reflejar otra cosa, pero el aroma de los bebes (en especial del hijo propio) no se cambia por ningun otro.
Irantzu, yo hace años tambien usaba colonia de bebe y me encantaba. Ahora se la pongo a mi hija!

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal