jueves, 23 de agosto de 2007

Archivos de mi alma

Esto te va a resultar bizarro, luego de 12 putos años de silencio, no? Creo que nunca debes haberte imaginado el desastre que dejaste atrás, el dolor, las pesadillas, la destrucción del amor propio que yo supe
tener, la eliminación de todo rastro de pasión o felicidad que en su momento creaste de la nada.
Es cierto que también yo fui cobarde, no enfrente la situación como era debido, protestando, defendiéndome o sencillamente preguntando por qué. Solo pensé que no te lo merecías, que yo debía sufrir sola, sin compartir nada, con la esperanza de que todo eso se esfumaría con el tiempo (con quién iba a hablarlo, con tu hermana?). Cuando me di cuenta ya era tarde, nunca más pude hablar con vos para explicarte, o desahogarme yo al menos, porque me borraron de un plumazo. Toda la confianza que te tenía desapareció, pero la humillación creció más y más y más, ya no la pude controlar.
Hice lo que pude, no me canso de decirlo. De tener todo, de estar en la cima, caí rápidamente y toque fondo, tan hondo que al día de hoy no he logrado salir. Nada nunca compenso mi tristeza, nada me hizo olvidar como me habían cagado, ambos. Hoy no me considero una persona fuerte, mi debilidad es extrema. Tanto perdí que tengo mucho miedo de volver a perder, aunque sé al menos que peor no voy a estar.
Aparte me siento culpable por lo que siento hacia ustedes, de esas náuseas que ella me provoca. Qué más quisiera yo que no sentir nada de esto? Daría todo por volver el tiempo atrás y poder elegir un camino diferente...Aunque me perdería de conocer el paraíso también.
Me considero una anciana en un cuerpo de 30 años, ya no tengo ilusiones ni sueños de grandeza. Con el tiempo dejé de sentir hasta el miedo a la muerte, aunque no el miedo al sufrimiento (porque ya lo conozco tan bien).
Tengo claro que no estoy enamorada de vos ahora, es más, a veces luego de cruzar unas palabras con vos pienso "Con esta persona yo no podría estar, como es que me hizo temblar tantas veces?"...
Estoy convencida de que vos nunca, nunca, nunca, nunca fuiste consciente de cuanto te amé, eso me mata.

Etiquetas:

2 comentarios:

A las 27 de agosto de 2007, 12:40 , Blogger El Analista ha dicho...

Hay Perla, pedazo de grito desde adentro y al pasado que aun es tu presente, al menos en ese dolor. Algo para eso he escrito, pero no sabria decirte que, ni bien me acuerde te digo, pase por un poco de todo alguna vez y escribi sobre esas cosas de las que aprendi, por ahi sirven

 
A las 27 de agosto de 2007, 14:22 , Blogger | Perla | ha dicho...

Todavia me queda la prueba de fuego, el año que viene se mudan enfrente de casa...Tal vez aún tengo remedio.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal