viernes, 16 de mayo de 2008

Esa maldita costeleta - III

Recuerdo una anécdota ilustrativa de su mal carácter.
Toda mi vida tuve perros, perras que tuvieron cría, cachorritos sanos y enfermos, de todo. Creo que sé tratarlos mejor que ella que tuvo solamente un cusquito fulero que vivía en la calle peleándose con el perro del vecino.
Ellos tenían una perra policía que tuvo doce cachorritos. Estaba en el lavaderito en una cuchita bien calentita y a mí me encantaba sentarme al lado a toquetear los pichichos y mirarlos. Mi papá estaba conmigo porque también le gustan. Agarré dos cachorritos y nos fuimos para la cocina. Cuando T me vio empezó a los gritos, que no los toquen, que déjenlos pobrecitos, que son recién nacidos, que toman frío, que no se qué. Pero desde cuándo sos defensora de los animales (y defendiéndolos de qué?) ????!!!!!!!! Si cuando la perra tuvo su primer celo te pusiste a llorar porque pensaste que la habían VIOLADO, según tus propias palabras!!!!!!!!!!! Pará loca, solo los alcé, aparte a mí no me vas a enseñar a tratar perros!!!!!!!!!!
Mi papá como buen boludón no dijo nada (nunca la enfrenta, al menos delante nuestro) y yo para no hacer lío los dejé en su lugar y me las piqué, con una bronca que no te cuento. Días más tarde me fue a buscar papá para que fuera a ver los pichines y le dije que no porque T no quería que los tocáramos. El se hizo el ganso y me dijo que cómo no iba a querer, entonces volví y los recontra toqué, y los alcé y me pasé todo el tiempo con ellos.
Mi actitud pasó a ser la de una desconfiada. Si ella andaba bien, yo también, pero cuando empezaba a los gritos, o me callaba o me iba. Ya sabés que los gritos me anulan y me molestan demasiado.
CONTINUARÁ.

Etiquetas:

6 comentarios:

A las 16 de mayo de 2008, 10:48 , Blogger Constanza ha dicho...

lo mejor que podés hacer con ese tipo de gente... los ignorás y se brotan...

 
A las 17 de mayo de 2008, 19:41 , Blogger Morkelik ha dicho...

ademas ella es la atrevida que toco a tu "cachorro" cuando le dabas la teta!

 
A las 19 de mayo de 2008, 8:04 , Blogger | Perla | ha dicho...

Constanza,
Será eso? Que reacciona a la indiferencia?

Morkelik,
Tenés razón!! JAJAJA, se la devolví.

 
A las 19 de mayo de 2008, 14:09 , Blogger tia elsa ha dicho...

Que mal bicho esa tal T, no le des bola, ingnorala o cuando se haga la cocorita, cantale las 40, lo que a vos te haga mejor, pero no se la dejes pasar porque son personas que cuanto más bueno y respetuoso es el otro, más se suben al caballo. Un beso grande Tía Elsa

 
A las 19 de mayo de 2008, 14:10 , Blogger tia elsa ha dicho...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

 
A las 19 de mayo de 2008, 15:49 , Blogger | Perla | ha dicho...

Tía Elsa,
Yo opté por untarme con vaselina por el bien de la familia, sobre todo de mi papá. Total yo no tengo ninguna obligación de andar persiguiéndola para quedar bien. A mi hermana le pasa algo parecido... Y ni hablar de su parentela, cuando aparecen es como si nos echaran insecticida, salimos despavoridas!!

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal