lunes, 6 de agosto de 2007

Cállate, cállate, cállate que me desesperas!!

Sisi, mi compañera de trabajo, tiene la maldita costumbre de repetir todo tres veces. Por ejemplo, si está haciendo una conciliación y no le sale dice “Ay, no me dddddda, no me ddddddda, no me dddddda” y cuando le sale dice “Iupiiiiiiiiii, me ddddddio, me dddddddio, me ddddddio”.
Ni te cuento cuando me cuenta lo que hace o va a hacer, “Me voy a hacer mi tecito, me voy a hacer mi tecito, me voy a hacer mi tecito” o “Voy al baño, voy al baño, voy al baño” o “El día esta horrible, horrible, horrible” o “Atchissss, atchissss, atchisss, ay Diosssss!”.
Hoy es un dia con demasiadas frases triplicadas, con la radio AM a todo volumen, para ser un lunes ya me colmé. Diosss mío, vos sabés que amo el silencio, por qué tuve que venir a parar acá?.
Otra cosa que le apasiona es contarme sus males físicos, cualesquiera que éstos sean, y si se trata de algo que se pueda tocar (llámese caspa o quemaduras o granos) o mirar (llámese moretón) le encanta que yo toque o mire en primer plano. Me agarra la mano y la coloca en el sitio afectado o se me acerca lo más que puede para que yo vea bien el asunto. Diosss mío, vos sabés que odio tocar gente y ser tocada, por qué tuve que venir a parar acá?.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal