miércoles, 1 de agosto de 2007

La frase de mi tía

Cuando estaba en quinto año me quedé unos días en casa de mi tía (que es profesora) con el fin de prepararme para dar unos exámenes de UBA XXI. Mi prima (que tiene mi misma edad) no estaba, entonces me tocó dormir en su pieza.
Una de las cosas que me llamó la atención fue el diario íntimo que estaba apoyado sobre una mesita de luz. Lo abrí y leí unas hojas, por curiosidad, quería ver si se parecía al mío o qué. Para mi sorpresa, en uno de los relatos apareció una frase que me quedó grabada a fuego y a la cual me remito de vez en cuando. Es la síntesis de todos mis actos, o la que pretendo que sea.
En fin, no me acuerdo bien como venía la mano, pero finalizaba diciendo algo así como “mamá se fue murmurando ‘NO HAGAN NADA QUE LAS PERJUDIQUE’ “.

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal