jueves, 2 de septiembre de 2010

Suelo pensar que tengo muy mala suerte. Bastante mala. Y eso que me va bastante bien.
Porque de 100 oportunidades que tuve adelante pegué 5 y me perdí las otras 95. Y conozco gente a la cual le sucede todo lo contrario.

Continuamente me cuestiono acerca de cuánto puedo aportar ante determinada situación (que valga la pena). Hasta dónde puedo modificarla? O ya está determinado su desenlace?

Algunas filosofías se basan en la aceptación del pasado y del presente como algo que no podemos cambiar. Sólo podemos cambiar el futuro, proyectar cómo queremos que sea y actuar en consecuencia. Pero alcanza con eso?

Una de mis preocupaciones en esta vida es mantener cierta estabilidad laboral, económica, afectiva. No soy amante de los cambios abruptos, ante la incertidumbre me estreso con facilidad y me cuesta ver claramente el camino hacia dónde ir. Por otro lado prefiero vivir cerca de mis afectos, compartir con ellos el tiempo que me queda. Aquí estamos establecidos y bastante cómodos. Es posible vivir "establemente" acá en forma honesta?

Estoy atravesando una etapa de mucho estrés, tensión, bronca y malhumor. Quiero que termine, quiero vivir tranquila.

Etiquetas: ,

4 comentarios:

A las 2 de septiembre de 2010, 14:28 , Blogger Genín ha dicho...

Tranquila mujer, tomatelo con calma y simplemente deja que pasen los tiempos incómodos, verás como todo se aquieta, "Nunca llueve que no escampe", ni mal que dure cien años...jajaja
Besitos y salud

 
A las 2 de septiembre de 2010, 14:52 , Blogger Alicia Seminara ha dicho...

Cómo te entiendo!

Si algo sacude mi cierta estabilidad en la vida, tiemblo, me pongo nerviosa, me estreso, hasta que lo hablo, lloro y me calmo y, o bien acepto lo que pasa, o trato de solucionarlo.

Suerte!

 
A las 2 de septiembre de 2010, 15:06 , Blogger | Perla | ha dicho...

Genín,
Casualmente anoche me dormí pensando en que no hay mal que dure cien años y que siempre que llovió paró. Muchas veces pienso en lo pequeña que soy con respecto a este universo en que vivimos, no quiero perder la perspectiva.
Alicia,
Reconozco que soy bastante estructurada pero no me gusta que eso me haga sufrir. En este mundo los estructurados corremos con desventaja!

 
A las 4 de septiembre de 2010, 8:07 , Blogger tia elsa ha dicho...

Si linda es como dice Genín, pero es cierto que hay personal que las cosas le salen más redonditas que a otras. Mirá que cosa curiosa, una persona me ofreció ayudar a mi mamá y a mi con reike y sabés que me dijo cuando realizó su trabajo?, que mi mamá lo recibia genial pero que le costaba llegar a mi. Cuando me lo dijo yo me sonreí porque debo tener un halo jodido,sino ciertas cosas no se explican, no me extraño su comentario y ojo que estoy receptiva a la ayuda. Pero por el contrario a otros les doy paz, eso me dicen al menos. Besos y que todo se resuelva y sobre todo que vos estés tranquila, tía Elsa.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal