lunes, 21 de enero de 2008

Para comérsela

Mi hija tenía las manitos llenas de restos de banana y se las limpió en mi pantalón. Yo le dije que no se limpiara ahí, que con el trapo yo se las limpiaría. Ella vaciló un poco y me dijo: "Mi mamá es linda!!" y me abrazó las piernas.

Etiquetas: , ,

1 comentarios:

A las 22 de enero de 2008, 8:41 , Blogger El Analista ha dicho...

Linda? bien, sipongo que no ser padre me hace no entender algunas cosas, jejeje

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal